Agencia la Voz: Ultimas Noticias actualizaciones durante el dia

.

'Hay que legalizar' Dijo Obama se reunió con legisladores


WASHINGTON, DC -( AGENCIALAVOZ.COM ) El presidente Barack Obama afirmó este jueves que es preciso encontrar una vía para reconocer y legalizar a los indocumentados en Estados Unidos, en una reunión en la Casa Blanca con congresistas para impulsar el debate sobre una reforma migratoria.No obstante, la Casa Blanca había admitido ayer que no cuenta con el apoyo necesario para aprobar una reforma.


'Una solución real'
Obama anunció que su secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, formará un grupo de trabajo con los líderes del Congreso para comenzar a trabajar una propuesta concreta que garantice la seguridad en la frontera y "reconocer y legalizar el estatus de los indocumentados".

Nueva esperanza migratoria
El presidente dio esas declaraciones al culminar la reunión en la Casa Blanca con una treintena de congresistas republicanos y demócratas y miembros de su gabinete.Sin embargo, no dio ninguna fecha para que haya alguna propuesta en firme."El consenso es que a pesar de la incapacidad para aprobar esto (la reforma migratoria) en los últimos años, los estadounidenses siguen deseando que se apruebe", dijo Obama.Propuestas de reformas migratorias fracasaron en el 2006 y 2007 en el Congreso.Se calcula que en Estados Unidos hay unos 12 millones de indocumentados, la mayor parte de ellos de origen hispano.Obama ha mantenido que está dispuesto a firmar una reforma que permita la legalización, con estrictas condiciones, de los indocumentados."Gente cansada""La gente está cansada de la retórica y quiere una solución real", dijo por su parte Chuck Schumer, presidente del subcomité de inmigración dentro del comité del Poder Judicial del Senado."Las acusaciones de 'amnistía, amnistía, amnistía' estaban muy calientes hace dos años. La gente aún no quiere una amnistía, pero sí una solución".Schumer habló antes de que el presidente Barack Obama se reuniera con legisladores de ambos partidos para intentar lanzar antes de fin de año un debate nacional sobre una reforma a las políticas de inmigración.


El vocero de la Casa Blanca, Nick Shapiro, dijo que el gobierno no está listo para ponerle fecha a su propuesta y pretendía que el encuentro del jueves con funcionarios de un amplio abanico de ideologías sea un punto de partida."Deberían esperar una discusión honesta de los temas en que podemos encontrar puntos de acuerdo y temas en los que todavía tenemos que trabajar", dijo Shapiro.Dada la sensibilidad del tema y la pasión con que lo abordan los políticos de distintos partidos y zonas geográficas, la idea es que las diferentes facciones logren un acuerdo amplio antes de llevarlo a un debate público y a votación en el Congreso. Cualquier otro método podría terminar en un colapso similar al de 2007, cuando las nuevas leyes de inmigración fracasaron a pesar del apoyo del entonces presidente George W. Bush.Schumer dijo que el ambiente para la discusión es mucho mejor ahora porque los estadounidenses quieren una solución y los republicanos admiten que "no van a ninguna parte" si no pueden mejorar su posición entre los votantes hispanos.Los demócratas tienen que buscar una posición más estricta, agregó."Les he dicho a los activistas que tenemos que atacar la inmigración ilegal", dijo Schumer. "Digo 'inmigrantes ilegales'. Hace dos años, los demócratas decían 'trabajadores indocumentados', lo que hizo que la gente dijera: 'Mmm, tal vez los demócratas no creen que está mal ser un inmigrante ilegal".DispuestoObama reafirmó el pasado viernes, durante un encuentro con evangelistas hispanos, que está dispuesto a firmar una reforma que permita la legalización, con estrictas condiciones, de unos 12 millones de indocumentados en este país.Pero como en el caso de su gran objetivo este año, la reforma del sector sanitario, el presidente prefiere dejar a los legisladores abrir el juego.La reforma migratoria sufrió dos fracasos consecutivos en menos de tres años (2006 y 2007).


En la última ocasión, el propio Obama como senador votó a favor de la reforma, como el republicano John McCain, su contendiente en las pasadas elecciones presidenciales."Pongo la reputación del Partido Demócrata en juego por la (reforma) migratoria", señaló sin vueltas en entrevista a la AFP el líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Harry Reid.Reid es uno de los senadores que el año que viene enfrenta elecciones para renovar su escaño en su sureño estado natal, Nevada, donde los hispanos, cerca del 25% de la población, han pasado a ser un elemento electoral clave.Contrariamente a 2006 y 2007, los defensores de la reforma han tomado claramente la delantera esta vez ante la opinión pública.Líderes religiosos, activistas de todo el país han protagonizado actos, plegarias y manifestaciones de todo tipo en la capital estadounidense, prácticamente desde que Obama asumió el cargo."Desde el punto de vista latino, una promesa es una promesa. Vamos a ayudarle (al presidente Obama) a mantener esa promesa", advirtió en uno de esos recientes actos Janet Murguía, presidenta del grupo de presión hispano La Raza.Miles de faxes y correos electrónicos han inundado las oficinas de los congresistas en las últimas semanas, una campaña que no pasó en absoluto desapercibida, reconocieron fuentes legislativas a la AFP.Pero la reforma, que permitía legalizar a como mínimo entre 8 y 10 millones de hispanos, llega al mismo tiempo en un momento objetivamente difícil para sus defensores, con la peor recesión en décadas."Cada demócrata en un distrito (electoral) competido sabe que esa será la cuestión el año que viene: ¿porqué votaron a favor de más trabajadores extranjeros con 14 millones de desempleados?", criticó el miércoles el jefe del grupo antimigratorio NumbersUSA, Roy Beck.


¿Qué hacer con los 12 millones de indocumentados en Estados Unidos? La pregunta ha generado diversas respuestas.Como la de la empresaria Helen Krieble, quien propuso que Estados Unidos debe adoptar un programa de trabajadores temporales, con "tarjeta roja" incluida, y descartar soluciones a la inmigración ilegal que sólo polarizan a la sociedad y no responden a las necesidades del mercado laboral.Por estos días, Krieble recorre Washington para promover, mediante un documental, lo que llama "Solución con Tarjeta Roja" que, como indica su analogía futbolística, daría únicamente permisos de trabajo temporal para millones de inmigrantes indocumentados.Esta solución, delineada en un documento que obtuvo la agfencia Efe antes de su lanzamiento oficial, no estará entre las ideas que este jueves analizará en una cumbre migratoria el presidente Barack Obama junto con líderes de ambos partidos y de ambas cámaras del Congreso.Pero Obama haría bien en tomarla en cuenta, según Krieble, presidenta y fundadora de Vernon K. Krieble Foundation."Somos una organización educativa y buscamos soluciones poco convencionales pero que creemos que son simples y factibles. Nos hemos reunido con asesores de los congresistas sobre esta solución que todavía no está sobre la mesa", explicó Krieble."No estamos proponiendo para nada una cédula de identidad nacional, lo que proponemos es un permiso de trabajo, mediante agencias de empleo, que una a los empleados con los trabajos disponibles", explicó.Señaló que la propuesta responde a las necesidades del empresariado porque les elimina el dilema de tener que cerrar sus negocios o "convertirse en criminales ante los ojos de la ley estadounidense" por la contratación de indocumentados."Si la persona porta una tarjeta roja, el empleador puede tener plena seguridad de que ha sido sometida a un proceso de revisión y de datos biométricos. Es distinto a otros programas de trabajadores huéspedes porque el empleador tendría que cumplir" con las leyes impositivas y laborales del país, observó.Como dueña de un rancho ecuestre en Colorado, Krieble conoce de cerca los problemas del sector privado a la hora de abastecer sus necesidades de mano de obra.Sólo en Colorado, según la empresaria, el empresariado necesita 100,000 trabajadores con visas "H2B" pero el Gobierno impone un límite artificial de 65,000 al año para todo Estados Unidos.Para Krieble, si la economía es un factor determinante que atrae la inmigración ilegal, el mercado, en base a la oferta y la demanda, determinaría el número de empleos disponibles."La Solución de Tarjeta de Roja no propone ciudadanía... se trata de unir a empleados con trabajos disponibles en EU", argumentó.

0 comentarios:

Leave a Reply

Aun ¿sigues indiferente? Sumase a la Cruzada por la vida y la Familia Tu silencio es cómplice.

Email: Info@Ciprofam.com http://www.coalicionpresencia.com

AGENCIA LA VOZ

Josh Mcbride
Director Internacional
Lic. Daniel Ebro
Director redacción
Michelle Mcbride
Editora
Dra. Gina Soler
Área Legal
.......................................
Oficinas redacción: en España,EE.UU y America Latina.
Todos los derechos reservados.De la propiedad intelectual del web

*Prohibida la reproducción total o parcial sin previa autorización

MSN:
agencialavoz@hotmail.com
Para Notas Prensa. Favor Escribir:
Prensa@agencialavoz.com
Para Artículos. Comentarios y Enseñanza
Editor@agencialavoz.com
Una Nueva Imagen en las comunicaciones.Pronto más Novedades

Agencia la voz: Suscríbase a ultimas noticias

La pelicula "del Puente" Medite y reflexione

MINISTERIO ORACION INTERNACIONAL Escribenos: Ministerio@oracioninternacional.com

Consejeria virtual en linea

Consejeria virtual en linea
El Ministerio consejería virtual está conformado por Pastores y Sicólogos. Especializados en Consejería Matrimonial y Familiar. Ayudamos a los jóvenes a mantener una vida digna en su fe. El Ministerio Consejería en línea se sostiene con sus colaboraciones y ofrendas.Escribanos, llene los campos del formulario
Consejeria virtual
   
 

INFORMACION

El Ministerio consejería On line. Le animamos a visitar nuestro sitio en internet, en defensa de la Familia:

www.coalicionpresencia.com 

 

 
   
   
   
   
   
   
   
   
Form View Counter

FormSpring Online FormsFormSpring Online Forms

Peru Blogs a href="http://www.perublogs.com/">Peru Blogs